En este post me gustaría abordar un tema que es frecuente al empezar a investigar acerca de los pañales de tela. Cuando empezamos a buscar pañales de tela para usar con nuestro bebé recién nacido, lo más probable es que empecemos a ver marcas y modelos que se anuncian como válidos desde el nacimiento hasta el abandono del pañal. Sin embargo, si esto es así ¿por qué hay oferta de pañales específicos para recién nacidos? ¿No es una tontería gastar dinero en pañales que solo usaremos un breve periodo de tiempo? ¿Acaso es posible que un mismo pañal sea capaz de ajustar bien a un bebé de 3 kilos y a uno de 15? Surgen muchas preguntas en torno al uso de pañales de tela con recién nacidos. En los siguientes párrafos intentaré desglosar las más frecuentes y explicar los motivos de mis respuestas.

¿De verdad es necesario usar pañales de tela talla adecuada para un recién nacido?

Sí, siempre. Son muchos los motivos por los que mi respuesta siempre será afirmativa. A continuación, os expongo los principales:

Ajuste: Un pañal pequeño se adapta mucho mejor a un bebé pequeño. Esto facilita que se mantengan bien sellados, evita las fugas y evita también que nos desilusionemos o frustremos con el uso de la tela, además de aumentar el confort en el peque, que se mantiene lo más sequito posible.

Movimiento: Los bebés recién nacidos no tienen la misma facilidad en la movilidad. Es por esto por lo que un pañal estrecho de entrepierna y adecuado a su tamaño va a permitir total libertad en sus movimientos. Además, facilitará la postura fisiológica del bebé, sin forzar una apertura de piernas antinatural.

Curvatura de la espalda: Los recién nacidos requieren un cuidado especial en sus posiciones, ya que no pueden cambiarlas por sus propios medios. Es por esto que el pañal no debería interferir con su postura tumbado ni con su comodidad. Por tanto, un pañal de recién nacido no deberá hacer demasiado bulto, lo que permitirá que no se forme una curva en la espalda que no debería estar ahí. Cuando son tan pequeños no requieren mucha absorción ya que necesitarán muchos cambios de manera frecuente. En caso de necesitar más absorción en esta etapa, se puede conseguir con pequeños boosters, sin nada que fuerce ese arco de la espalda.

¿Merece la pena empezar con tela desde el primer día?

Para responder a esta pregunta, primero necesitamos desmontar algunos mitos que pueden echarnos para atrás a la hora de comenzar desde el primer momento.

«El meconio no se quita»

Falso. Aunque es muy pegajoso, el meconio no requiere de ningún tratamiento especial si se sigue una rutina de lavado adecuada. ¡Ni siquiera deja manchas!

– «Solo los utilizaremos durante dos o tres meses”

Depende. Hay bebés que nacen más grandes y otros más pequeños, y tampoco suben de peso de igual manera. Unos cogen más deprisa y otros más despacio. En nuestro caso, utilizamos pañales de recién nacido hasta los 5 meses aproximadamente, y tallas S hasta los 7/9  meses en función de las marcas. Esto hablando de cobertores, rellenables y sistemas TE1. Sin embargo, las gasas y predoblados tienen mucha más vida, pudiendo utilizarse doblándolas de manera distinta en bebés mucho más grandes.

– «Sale muy cara la inversión en tallas de recién nacido»

Saquemos la calculadora. En los primeros 3 meses de vida del bebé, podemos estar haciendo entre 10 y 12 cambios de pañal diarios. 10 pañales x 30 días = 300 cambios al mes.
en los primeros 3 meses de la vida del bebé, lo cambiamos muy frecuente 10-12 veces al día.

Cálculo rápido:

11×30 días = 333 cambios al mes

En tres meses son 999 cambios, 999 pañales desechables que van a la basura. ¿Merecen la pena los de tela solamente para 3 meses? Desde el punto de vista ecológico, la respuesta está en estas cifras 😉 Pero si necesitáis más motivos, la unidad de pañal desechable (aunque varía según la marca) podría estar en torno a los 0,20 céntimos. Los 999 pañales que usamos los 3 primeros meses sumarían en torno a 200 euros. Por ese precio podemos hacernos con una cantidad razonable de pañales de recién nacido, sin contar con que al terminar su uso podremos darles más vida si decidimos usarlos con más bebés, regalarlos a otras personas conocidas o incluso venderlos y recuperar parte de la inversión.

¿Cuánto necesito para empezar

Volvemos a sacar la calculadora. Como os decía, haremos entre 10 y 12 cambios al día. Asumiendo que hiciéramos 10 cambios al día y quisiéramos lavar cada dos días, tendríamos que tener 30 cambios. 10 del primer día, 10 del segundo y 10 del tercero (en el que lavaríamos y secaríamos lo que hubiéramos usado los dos primeros días).

30 cambios no significa tener 30 pañales completos, sino una combinación de sistemas que nos permita tener 30 cambios. Por ejemplo, 10 gasas, 10 predoblados, 5 absorbentes (con 5 rellenables o cobertores) y 5 todo en uno. Para esta combinación, requeriríamos unos 3/4 cobertores (que nos permitiesen aclarar y secar a mano en el caso de que alguno de ellos se manchara de caca, y nos permitan airear entre usos para continuar reutilizando).

¿Qué sistema es mejor para utilizar con un recién nacido?

El sistema es un poco diferente que con bebés mayores. No solo por el ajuste, que ya hemos visto que necesita ser bueno, sino también por motivos prácticos y económicos. Como ya hemos visto, los bebés requieren muchos, muchos cambios al día. Suelen hacer cacas liquidas prácticamente con cada toma, que serán cada 3 horas como máximo (si no antes). Por ese motivo, por la cantidad de pañales diarios que se utilizan, necesitamos un sistema económico por un lado y que nos permita aprovechar al máximo nuestros pañales por otro.

Las gasas y predoblados son muy económicos, al tiempo que permiten más versatilidad en los plegados y el ajuste. Con esto, lograremos una mejor retención de las cacas líquidas, favoreciendo la reutilización de los cobertores (y, por tanto, reduciendo el número que necesitamos). Con un par de pinzas snappi y unos cuantos plegados en la manga podremos sacar el máximo partido a nuestro lote de pañales de recién nacido y maximizar su uso minimizando sus costes. Es por eso que el sistema más recomendable bajo estos parámetros es el TE2.

¿Se puede pañalear exclusivamente con pañales TE1 con un recién nacido?

¡Por supuesto! Sin embargo, no sería mi recomendación inicial. Si bien es verdad que las gasas y predoblados tienen una pequeña curva de aprendizaje (requieren algo de práctica para ajustar correctamente y dominar el arte de retener las cacas líquidas), una vez lo consigamos será bastante sencillo y podremos beneficiarnos de sus muchas ventajas: su bajo coste, su rapidez de secado y la posibilidad de personalizar bastante la absorción en función de nuestras necesidades.

Los pañales TE1 son más caros que otras combinaciones y no permiten su reutilización. Además, una vez pasados los meses de uso no habría nada que pudiéramos seguir utilizando (no como las gasas y predoblados que alargan su vida útil con distintos plegados). Sí recomendaría tener dos o tres TE1 para cambios rápidos o por comodidad cuando salgamos etc, pero mi opción principal serían los cobertores + gasa/predoblado. Las gasas y predoblados podremos seguir usándolas como absorbente normal, y la única parte que no nos servirá pasados unos meses serán los cobertores.

¿Qué diferencias hay con un pañal rellenable? ¿Merece la pena?

Estamos ante otro sistema muy cómodo, quizá tanto como los TE1. Sus principales ventajas consisten en que suponen un cambio fácil (ya que tendremos un pañal previamente preparado), el secado es más rápido comparado con los TE1 (porque podemos separar la parte impermeable del pañal de su absorbente), y la versatilidad en el nivel de absorción que ofrecen (debido a que puedes elegir el absorbente según el peso o la edad del bebé y su necesidad en cada momento: si vais de paseo, va a dormir la siesta o simplemente necesitas algo fino para la hora de juego). La desventaja principal es que no podemos reutilizarlo, como los cobertores, y se lava completo después de cada uso. Como insertos se pueden utilizar gasas, predoblados o absorbentes de tallas RN y S.

¿Y qué tamaño de gasas sería mejor para este momento?

Esto va a depender del tamaño del bebé al nacer, pero es muy importante elegirlo correctamente. Cuanto más grandes sean las gasas, mayor será el bulto que hagan. Y ya hemos visto cómo, en bebés pequeños, no es conveniente que haya demasiado bulto para evitar curvaturas antinaturales en nuestros bebés.

Mi preferencia es ir adaptando el tamaño de las gasas al tamaño del bebé. Para un bebé recién nacido, las gasas de 50x50cm o de 60×60 cm dan buen resultado (unas para bebés más pequeños y otras para más grandes. A medida que crecen encontramos también otros tamaños populares como 65×65 o 70×70.

Es cierto que el tamaño de las gasas se puede reducir plegándolo. Pero hay que tener en cuenta que cuanto más la pleguemos, mayor será el bulto. Para que veáis un ejemplo, os pongo fotos de una gasa de 50×50 de Kokosi de bambú en plegado cometa y una gasa de 70×70 de XKKO de algodón orgánico en plegado mini cometa. Si dobláis las esquinas de la de 70 hacia dentro os quedará una gasa de tamaño parecido a la de 50. Pero al tener el doble de capas, el bulto es muchísimo mayor. Y esto, en un bebé pequeño, es muy complicado de ajustar y nada beneficioso para su higiene postural.

Me decido por las gasas. ¿Me enseñas plegados sencillos?

Tipo predoblado:

Un plegado muy sencillo que puedes hacer con los ojos cerrados.

Origami:

La manera que nos garantiza varias capas de absorción en el centro de la gasa.

Cometa:

Plegado sencillo que reparte uniformemente las capas para minimizar el bulto.

Y los planos y los predoblados ¿son lo mismo? ¿Qué son los preflats?

Tanto los predoblados como los planos, se utilizan de la misma manera en un recién nacido: doblando en tres y abriendo las alas detrás. Cuando el peque va creciendo y las alitas ya no cierran se dobla simplemente en tres y se usa como un reformado (modo «compresa»).

Para un bebé recién nacido el predoblado nos sirve para retener las cacas liquidas (lo mismo que las gasas, pero el predoblado es más fácil de usar. Sin embargo, su versatilidad es menor y no podemos regular el ancho.

Los planos están hechos de dos capas en toda su longitud/ancho, el predoblado en la parte central tiene el doble de capas, siendo su configuración 2/4/2. Eso hace que el predoblado sea más potente y absorbente en el centro. Pero claro, abulta más que un plano. En mi opinión para las primeras semanas de la vida del bebé tenemos suficiente con los planos, por la cantidad de cambios que hay que hacer. No necesitamos demasiada absorción y buscamos minimizar el bulto.

Para terminar, un preflat sería más parecido a un plano que a un predoblado, pero tiene unas pequeñas alitas a los lados para facilitar el ajuste. Al plegarse, lo que obtenemos es algo parecido a una gasa plegada en origami.

¿Hay algún sistema específico para la noche?

Personalmente, para las primeras semanas de la vida del bebé no recomiendo ningún sistema especial. Los primeros momentos de vida de tu bebé se despertará muy a menudo, hará caca prácticamente en cada toma y habrá que cambiarlo. Después de un par de semanas, cuando tu bebé tenga su ritmo día – noche y duerma unas cuantas horas seguidas, se puede empezar a pensar en el sistema de ajustados con cobertores tipo pull up (pantaloncitos de PUL o de lana).

¿Me haces un pequeño glosario? ¡Con tantos nombres me pierdo!

Ajustado

Pañal hecho entero de tela de algodón o bambú, sin ninguna capa impermeable. Absorbe con toda su superficie, lo que lo convierte en un pañal potente para pasar las noches. A no tener la parte impermeable, necesita un cobertor encima. Los cobertores más cómodos para ese sistema son los tipo pull up (tipo pantalón, para evitar tener snaps sobre snaps, que difuculta el colocado por tratarse de dos pañales independientes).

* Ajustados RN y S
* Cobertor tipo pull up (de PUL) Kokosi S
* Cobertor tipo pull up de lana tipo longies Re-gatki S
* Cobertor tipo pull up de lana tipo shorties Welniano mi M (a partir de 4 kg)

Cobertor

Pañal impermeable que cubre la parte absorbente, pero que es independiente de esta.

* Cobertor con doble goma Pupus RN / S
* Cobertor con bies Pupus RN / S
* Cobertor Little Birds RN
* Cobertor Little Birds S
* Cobertor Ekomajty RN
* Cobertor Kokosi RN
* Cobertores de lana

Gasa

Pieza de tela de una sola capa que nos permite elaborar distintos plegados y cuyos materiales pueden variar.

* Gasas tamaño 50×50
* Gasas tamaño 60×60
* Muselinas para refuerzo tamaño 30×30

Pañal TE1 (todo en uno)

Pañal que tiene la parte impermeable y la absorbente cosidas, similar en su uso a los pañales desechables.

* Kokosi RN
Mommy Mouse RN/S

Pinza Snappi

Pinza en forma de T que nos permite mantener las gasas, planos o predoblados ajustados al cuerpo del bebé.

Plano

Pieza de tela de dos capas, cosidas entre sí.

* Little Birds plano RN de gasa
Anavy Plano bambú+algodón orgánico talla S
Pupus plano talla S bambú+algodón
Welniano mi plano de bambú

Predoblado

Pieza de tela cosida entre sí y configurada en tres partes. Las dos partes de los extremos tienen 2 capas y la central tiene 4. Además, las costuras entre sus partes facilitan que se doble en tres.

* XKKO talla RN Algodón Orgánico – “BirdEye”
* XKKO talla RN Algodón Orgánico
* XKKO talla RN Bambú
* Kokosi talla RN “Suavidad de bambú”

Preflat

Un plano con alitas, para facilitar su ajuste.

* Magabi Preflat Bambú / Algodón
Magabi Preflat Bio Algodón

Rellenable (de bolsillo)

En este caso, hablamos de un pañal con un bolsillo donde se introduce los insertos (absorbentes). En el contacto con la piel podemos elegir diferentes tipos de materiales: polar (tela sintética con el efecto «siempre seco»), coolmax/mayka/thermo (tela técnica sintética con el efecto fresco), bambú / algodón (telas naturales con el efecto mojado). Los insertos se adquieren por separado y se pueden elegir y personalizar tanto absorción como bulto en función del peso y la edad del bebé.

* Pupus RN de algodón
Magabi S/M (a partir de 4 kg)
* Algunos absorbentes para pañales rellenables talla RN

Sistema TE2 (Todo en dos)

Este sistema está conformado por la parte impermeable y la absorbente separadas entre sí (pudiendo unirse en ocasiones mediante corchetes).

* Conjunto Mommy Mouse RN/S
Magabi absorbente RN para TE2

¿Tienes más dudas? ¡Contacta conmigo!

En la tienda puedes encontrar todos los pañales para recién nacido elegidos con mucho cariño disponibles inmediatamente. Si tienes dudas o buscas algo específico, estaré encantada de asesorarte de manera personalizada. ¡Espero haber resuelto algunas de tus dudas y que te animes a empezar!

_

Una colaboración de Tela con Marta para Ecoculito

Foto: Little Birds Diapers